Inicio Anécdotas ¡Buenos aires! amor a primera vista

¡Buenos aires! amor a primera vista

641
0
Compartir
Buenos aires
Buenos aires

La capital del tango, la parrilla, el vino, las cervezas de litro entre otras cosas, Buenos Aires, en Argentina, capaz de capturar el corazón de muchos y entre ellos el de nuestro entrevistado en esta oportunidad, sin más preámbulos, comencemos a leer su historia!

¿Puedes decirnos tu nombre, a qué te dedicas, edad, ciudad y país donde te encuentras?

Mi nombre es Beiker Cabello, estoy en Buenos Aires Argentina, tengo 32 años y llegué aquí hace 8 meses, soy técnico en computación y actualmente estoy trabajando en una empresa que se encarga de la distribución de medicamentos.

¿Además de ser Venezolano tienes otra nacionalidad?

Soy Venezolano 100% no tengo otras nacionalidades.

¿Qué fue lo que te impulsó a salir de Venezuela? ¿Cuál fue la principal razón?

La principal, bueno, lo de los muertos, la inflación, el dólar para arriba, la escasez, la inseguridad más que todo, no tanto la escasez y lo otro, sino la inseguridad que tú sales a la calle y no sabes si regresas vivo. Te sientes bastante seguro allá? Sí claro, me siento muy bien, yo de aquí no me voy.


¿Estabas esperando una oportunidad para salir, o una fecha? porque esos problemas llevan algún tiempo ya, ¿cuál fue el detonante?

No desde hace rato, cuando el dólar llegó a los 100 (Bolívares) ya yo tenía intenciones de salir. Pero tenía que hacer un estudio del dinero, donde iba a llegar, donde me iba a quedar. Una cosa es salir y otra cosa es salir y quedar en la indigencia por ahí, entonces me tomé un tiempo en planearlo.

¿Qué nos puedes contar sobre tus trámites y el viaje a Argentina? Comprar el pasaje, ¿Por qué Argentina?

Bueno la verdad yo no escogí Argentina, yo me iba era para Perú, por lo barato, porque era muy fácil encontrar los papeles para trabajar supuestamente, la verdad que cuando llegué allá fue todo lo contrario.

¿Cómo te fue sacando tus documentos en Argentina?

Bueno yo llegué sin papeles porque mis documentos los había arreglado para Perú. A los tres meses me salieron los papeles pero no porque ellos se tardaron, me tarde yo en traer los papeles de Venezuela hasta acá, porque en realidad los papeles los saqué en un día, ese día me dieron una constancia de que yo estaba tramitando mi dni y se demoró en llegar el plástico exactamente tres meses, me llego mi cedula a la casa. Con esta se puede trabajar “en blanco” con beneficios de seguro social, cuentas en banco, todo eso.


¿Cuánto tiempo de vigencia tiene tu cédula?

Para los Venezolanos son dos años y en dos años podemos pedir la permanente, con la permanente podemos comprar carro, comprar casa, obtener crédito, todo eso.

Así que ¿primero Perú luego Argentina?

Sí, de hecho primero había conseguido para Argentina pero la gente me decía que iba para el mismo sitio, que estaba igual que Venezuela, eso era mentira, estuve aquí tres, cuatro días y nada que ver. No me pareció nada parecido a Venezuela ni que iba en rumbo ni nada. Me pareció super bien. Entonces fui a Perú pero no me gustó la cosa, por la gente, la delincuencia está un poquito desatada. Y me devolví a Argentina y vi que la cosa es distinta Que bien, tuviste oportunidad de probar Sí, probé ambos Países.


¡Super! Y ¿Ya conoces varios sitios turísticos en Argentina? ¿Cuál te llamó más la atención? Mira aquí el sitio que me queda más cerca es el barrio chino, son varias cuadras de puros locales chinos, de hecho la entrada es un arco que es con detalles así de dragones, es muy bonito el barrio y es puro chino. También cerca hay un jardín japonés que te lo puedes imaginar con puros bonsái y peces koi grandes. Está el obelisco, lo que llaman “micro centro” es un lugar donde hay mucho tango, música y bastante vida nocturna, hay un jardín de flores enorme, aquí hay parques por todos lados, áreas verdes, hay muchísimas áreas verdes, museos, montón de museos… Hay bastantes cosas para hacer.


¡Wow que bien! Y ¿Qué nos puedes comentar de la comida?

La comida no varía mucho, por ejemplo uno sale a comer y pide un asado que es la parrilla y la calidad de la carne no tiene nada que ver con lo que comemos en Venezuela, yo vuelvo a Venezuela y voy a sufrir, la verdad es que la calidad de la carne de Venezuela es muy baja, aquí es como comer gourmet todos los días, tú vas al sitio más humilde y te sirven unos cortes de carne pero que te quedas loco, yo he ido a sitios super elegantes y te reciben muy bien, no importa cómo vayas vestido, tu plata vale lo que estás pagando, y la verdad que a la hora de pagar no me pareció tan caro.


¡Excelente! ¿Qué puedes decirnos de los famosos vinos de allá y las cervezas de litro?

Sí vale, cervezas hay un montón y vinos también que puedes estar un buen rato escogiendo cual te vas a tomar, y son muy buenos. Ya me estoy acostumbrando más al vino que a la cerveza.


¿Cómo te fue con el cambio cultural?

Bueno tú sabes que en Venezuela estamos acostumbrados a las groserías, tratarnos mal, en el lenguaje informal. Aquí son muy educados, usan una palabra que no lo usan como grosería para insultar sino que te dicen “Boludo” a veces cuando te saludan echando broma, de resto la gente super educada, no dicen groserías. Aquí la gente es muy agradable, la percepción que se tiene en el exterior del Argentino que es “echón”, que se creen lo mejor es mentira, aquí super tranquilo, aquí la gente es super amable, más bien si te ven perdido sin necesidad de solicitar ayuda te preguntan “¿Estás perdido?” “¿Qué necesitas?” aquí en el metro, que lo llaman “Subete”, en dos ocasiones me he perdido y me han auxiliado, que me vieron con mi cara de perdido viendo el mapa y me indicaron donde ir y me indicaron bien.
Aquí me gusto que puedes sacarle conversación a alguien en la calle y puedes durar hasta una hora hablando y pasas de lo mejor, preguntas por un lugar y hasta te llevan. Aquí he hecho muchas amistades, todos los fines de semana tengo cosas para hacer, la mala intención no es como la que tenemos nosotros por allá.


Ah y el transporte es buenísimo lo puedes usar a las tres, cuatro de la mañana un sábado o un domingo y tranquilazo, aquí los autobuses son grandes y aseados.

¿Al momento de irte de Venezuela que fue lo más difícil dejar atrás?

Mi familia solamente, pero ni tanto porque aquí con mi sueldo me alcanza para enviarles dinero, mi familia no me preocupa mucho porque la idea de yo salir de allá, era como tipo exploración, para ver cuál era el mejor sitio para yo quedarme y luego sacarlos a ellos. Pienso traermelos el año que viene en enero y más tardar febrero.

¿Cuánto demoraste para conseguir trabajo?

No mucho, fíjate, aquí conseguí trabajo a las dos semanas de comenzar a buscar.

Aquí en Panamá es final de año y hay poco empleo a nivel de proyectos, ¿allá se encuentra igual?

Aquí es al revés como aquí comienza el verano, todo el mundo pide vacaciones y hay mucho trabajo, aquí la gente aprovecha la época del calor para irse de paseo.


¿Qué piensas del poder adquisitivo?

Yo al principio llegué a ganar salario mínimo y con eso me  alcanzaba para comer y para pagar el alquiler, te puedes mudar en una zona chévere, no estarías en una zona mala, y las zonas malas son pocas, no es como Caracas que podrías tener un barrio al lado de una zona buena, aquí las zonas buenas son buenas y son grandes, zonas malas de aquí solamente conozco dos y muy poco me meto para allá y si te metes no es que te va a pasar algo malo, solamente están descuidadas y ya.


Bueno hasta el momento nos has contado cosas muy buenas de Argentina, ¿cuál dirías que ha sido la mejor experiencia? La mejor, bueno lo rápido que fue todo, lo rápido que fue lo de los papeles, lo rápido que fue conseguir trabajo, lo bien que te tratan, la verdad que todo muy bien, las áreas verdes, la vida nocturna, estoy super tranquilo aquí, la seguridad es algo tremendo.


En los planes a corto plazo nos hablaste de llevarte a tu familia, ¿qué nos dices a mediano o largo plazo?

La verdad que voy poco a poco, por ahora estoy compartiendo un apartamento con una chica, este es un apartamento de dos habitaciones, y cada quién tiene la suya, esta es una de las mejores zonas de buenos aires, es como quedarse en los palos grandes en Caracas, es un apartamento bastante amplio, podemos hacer fiestas cualquier cosa, tenemos los servicios buenos y de hecho cuando venga mi familia me tengo que mudar a un apartamento donde esté yo solo para que ellos puedan llegar y cuando ellos estén aquí que vayan agarrando rumbo y así. Y bueno equipar mi casa, estar tranquilo, y cuando ya tenga mi residencia permanente ir poco a poco avanzando. Bueno Beiker nos alegra mucho que te esté yendo bien por allá y te felicitamos por tu iniciativa de llevarte a tu familia para sacarlos de la dura situación del país.


¿Qué reflexión nos dejas? O ¿Algún mensaje que quieras dar a nuestros lectores?

Mi Consejo es que salgan, porque quedarse allá en Venezuela olvídate ni en treinta o cuarenta años se arregla eso, si cambia el día de mañana. La cuestión está en arriesgarse y probar, probar en un sitio, yo tuve la suerte de que pude irme prevenido y pude probar en Perú y un poquito en Ecuador, y me di cuenta que ni en Perú ni en Ecuador me iba a ir como yo pensaba, la cuestión está en no dejarse guiar por los consejos de los demás sino hacer el estudio e irse donde uno piensa que mejor le va a ir y hay mucha gente que se va y dice “no, aquí la cosa está muy buena, rumbeamos y jodemos” y resulta que ellos rumbean, joden y todo pero no tienen un carajo. Y yo aunque también hago de todo he logrado comprarme mis cosas y la plata me rinde, y aunque no es una vida de lujo pero es una vida mucho mejor que la que yo iba a llevar en Venezuela, yo pago alquiler he comprado televisor, nevera… La cuestión también está en tener suerte, yo logré conseguir trabajo pronto y estoy ganando bien. Hay mucha gente que se viene y no consiguen el trabajo que quieren o no ganan bien y tiene que estar trabajando horas extras que no se las pagan, los esclavizan. Yo he tenido la suerte de trabajar en dos sitios y por lo menos ahora lo que es perfumería lo compro al mayor. Yo he tenido suerte que no han tenido muchos, entonces uno debe lanzarse y ver donde cae bien. Porque te digo que yo cuando estuve en Perú no me sentí en ningún momento bien, cuando tú vas como turista es una vaina, mientras estés gastando plata eres el mejor, pero cuando te vas a vivir es otra cosa. Vivir aquí en cambio la gente es muy amable, de paso gente bonita que tú ves en la calle y quedas asombrado, y te tratan bien, que tú piensas que porque eres extranjero o distinto no te van a tratar bien, más bien porque tú eres distinto te buscan, te tratan mejor, te ayudan.

¿Malos ratos en Perú? comentanos para que nuestros lectores estén prevenidos

. En Perú me pasó que en las ochocientas mil veces que pregunté direcciones, me mandaban para otro lado y estaba super cerca, allá yo contaba más con “google maps” que con cualquier persona de la zona. Mis papeles los había arreglado para Perú pero cuando llegué allá con mis papeles, por supuesto no conseguí trabajo ya que había una contradicción muy fuerte que para conseguir trabajo tenías que tener el sello en el pasaporte para trabajar pero para que te pusieran ese sello en el pasaporte tenías que tener un trabajo, entonces nunca le pude encontrar la caída.


El día que me iba de Perú me monte en un taxi y ya me iban a secuestrar, me estaban llevando para otro lado, suerte que “google maps” me ayudo, y ya yo estaba atento, que me estaban llevando para otro lado, me estaban llevando para un barrio y yo ya había escuchado las historias de que los taxistas cuando tu eres turista te llevan a un barrio, te bajan del taxi y te roban, entonces ellos quedan como los buenos dicen “nos robaron a los dos” pero mentira, eso es complicidad con los choros, entonces sí, me tocó pasar esas.

¿Y cómo fue que te salvaste?

Bueno yo ya había ido al sitio, y tenía apuntado en “google maps” a donde iba y tomé el taxi, yo estaba con mis maletas y veo que el tipo me está llevando al sitio pero se pasa como unas diez cuadras, y tuve que ofrecerle unos golpes al taxista porque me llevaba a otro lado y no quería frenar el carro, y me llevo como unas quince cuadras de donde me tenía que llevar y al final el viejo me llevó al sitio. Mientras me pasaba eso llamé a mis conocidos y les conté a donde me estaban llevando, les indicaba lo que me estaba sucediendo. Y pues no le quedó de otra al taxista que llevarme para el sitio correcto.


Gracias a Dios no le paso nada. ¡Cuéntanos! tu experiencia en Ecuador.

La gente es muy rara y no me convenció, la economía es muy fina, con un salario mínimo puedes alquilar tú solo, y puedes poner avisos en internet y puedes mantenerte, puedes resolver en la calle. La gente es medio maleducada, en un autobús a una señora embarazada no le dieron el puesto, se hacían los locos, no es tan bonito, es muy pueblo todavía, no es ciudad a pesar que fui a Quito, es muy muerto casi no había movimiento, la gente es muy cerrada igual que los peruanos, les preguntas algo y creen que los vas a robar, preguntas por un sitio y te mandan para otro lado…

Muchas gracias Beiker por compartir tus experiencias con nosotros, esperamos que sigas disfrutando tu estadía en Buenos Aires, también estamos muy agradecidos por tu tiempo. La verdad que nos alegra que hayas encontrado tu lugar fuera de Venezuela y que estés cómodo, nuevamente te felicitamos por tu iniciativa de llevarte a tu familia. Te deseamos el mayor de los éxitos en todos los proyectos y metas que tengas.

A nuestros lectores les recomendamos estar muy informados de los países que van a visitar. Si tienen amigos en esos países preguntar muy bien los detalles ya sea que vayas de paseo o si tienes planes para emigrar. Visita blogs de emigrantes que como este hay muchos. Este tipo de información es muy importante, entre más conocimiento tengan mejor les va a ir. Un buen consejo es saber usar Google maps u otra herramienta tecnológica que les permita ubicarse. Invertir en un “sim card” y un plan de datos es básico si la estadía es prolongada.

Esperamos que el testimonio presentado en esta oportunidad les haya gustado y/o servido de ayuda, si fue así, te invitamos a compartirlo en las redes sociales, también puedes dejarnos tus comentarios.

¡Hasta la próxima oportunidad!

Articulo realizado por Jeisson Perez, blogero de Bilowga.

misraices
misraices